Precauciones a la hora de practicar running

El deporte de moda también requiere de ciertos cuidados para que no aparezcan problemas o lesiones. Es por ello que en el siguiente post nos gustaría ofrecerte interesantes precauciones a la hora de practicar running. ¿Estás interesado? ¡Pues sigue leyendo!

Correr es una actividad que va mucho más allá de ser un simple deporte. Trabajas lo físico, pero también lo psicológico, ya que trabajas tu mente, tu capacidad de cumplir objetivos, de ir más allá, la constancia…

Quizá por eso, porque se trata de un deporte tan completo, ha conseguido atraer a tantas personas en los últimos tiempos. Eso sí, no es bueno obsesionarse con mejorar rápidamente, ya que puede ser el primer paso hacia lesiones, problemas o simplemente perder interés al no cumplir objetivos.

Cuidados running

En este post vamos a darte una serie de consejos que pretendemos que te sean de gran utilidad. ¡Comenzamos!

  • Lo mejor de todo: Utiliza ropa cómoda y transpirable junto con un calzado apropiado y de nuestra talla. Hoy en día existe una amplísima gama de posibilidades, tiendas especializadas, zapatillas para toda clase de corredores… No se puede decir que no vayamos a tener dónde elegir.
  • Crea un ambiente motivador: Trata de huir la monotonía, ponte metas que puedas alcanzar y vete aumentando tu nivel muy poco a poco. No pretendas correr una media maratón en dos semanas porque no lo conseguirás. Además, no debes olvidarte que el factor mental juega un papel vital.
  • No seas impaciente: Ve poco a poco, cumple los plazos realistas que te hayas marcado y sé realista de tu progreso diario. Evita las “palizas” en los primeros entrenamientos porque solo te desmoralizarán. Verás cómo poco a poco se van fortaleciendo piernas y brazos, cómo tu abdomen reduce su volumen… Y tú vas desarrollando un gusto por practicar el running.

Consejos running

  • Estiramientos: Una parte fundamental, tanto como el propio entrenamiento. Es fundamental estirar antes y después de la sesión para conseguir un buen tono muscular.
  • Hidratación: Otro punto fundamental para que nuestros músculos se mantengan en buen tono. Además, beber antes, después y durante la carrera nos permitirá no deshidratarnos y sufrir menos cansancio, desmayos o dolores de cabeza. Igualmente, la comida es importante. No debes hacer ejercicio con el estómago vacío.
  • Vigila tus zapatillas: Por desgracia, el calzado para correr no dura para siempre. Vigílalo que esté en buen estado para evitar lesiones por una mala suela o porque no consiga amortiguar el impacto al correr.